Inicio / Videos / Vuelve a casa, que Dios sanará tus heridas. Esta historia se repite una y otra vez

Vuelve a casa, que Dios sanará tus heridas. Esta historia se repite una y otra vez

Una moderna versión de la historia del hijo pródigo. Desaprovechamos las bendiciones que Dios nos ha dado al ser sus hijos por un poco de diversión. Gracias a Dios que él nos ama incondicionalmente.

Una moderna versión de la historia del hijo pródigo. Desaprovechamos las bendiciones que Dios nos ha dado al ser sus hijos por un poco de diversión. Gracias a Dios que él nos ama incondicionalmente y siempre esta esperándonos. Vuelve a casa, que Dios sanará tus heridas. Él te espera con los brazos abiertos.

Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse. Lucas 15:20-24

Vea Tambien

Yo Creo en Dios – HERMOSO!! Presos se unen para ORAR por un compañero antes de morir

VIDEO AL FINAL DEL ARTICULO 10 Así os digo que hay gozo delante de los …

Inicio / Reflexiones / Vuelve a casa, que Dios sanará tus heridas. Esta historia se repite una y otra vez

Vuelve a casa, que Dios sanará tus heridas. Esta historia se repite una y otra vez

Una moderna versión de la historia del hijo pródigo. Desaprovechamos las bendiciones que Dios nos ha dado al ser sus hijos por un poco de diversión. Gracias a Dios que él nos ama incondicionalmente.

Una moderna versión de la historia del hijo pródigo. Desaprovechamos las bendiciones que Dios nos ha dado al ser sus hijos por un poco de diversión. Gracias a Dios que él nos ama incondicionalmente y siempre esta esperándonos. Vuelve a casa, que Dios sanará tus heridas. Él te espera con los brazos abiertos.

Vuelve a casa – El hijo prodigo

Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse. Lucas 15:20-24

Vea Tambien

Árboles que se niegan a morir sin importar las circunstancias

Un árbol es una planta, de tallo leñoso, que se ramifica a cierta altura del …