Inicio / Reflexiones / Recuerda que en todo Desierto, Dios tiene un oasis de Gracia
recuerda-que-en-todo-desierto-dios-tiene-un-oasis-de-gracia

Recuerda que en todo Desierto, Dios tiene un oasis de Gracia

Isaías 48:17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.

El lugar más hostil sobre la tierra es el desierto, la sequía, el calor abrasador durante el dia y el frio perturbador al anochecer Pasar días allí sería un terrible castigo; y aunque nadie elegiría estar en un desierto, muchas personas no lo pueden evitar.

(Isaías 48:21) No tuvieron sed cuando los llevó por los desiertos; les hizo brotar agua de la piedra; abrió la peña, y corrieron las aguas.

Actualmente quizás no vivamos en un desierto físico; pero solemos pasar por situaciones extremas que se asemejan a vivir en un lugar desértico. Obedecer a Dios incluso nos lleva a experimentar este tipo de situaciones; pero otras se deben a nuestras decisiones o acciones. Pero el propósito de atravesar un desierto, físico o espiritual, es que podamos recordar nuestra dependencia de la provisión de Dios; esta lección debemos tenerla presente cuando estemos en la abundancia y en la escasez…

Isaías 48:17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.

 

Vea Tambien

1040

¿Eres Un Pagano Si Celebras La Navidad?

¿Eres un pagano si celebras la Navidad? Bueno, sí y no. La respuesta depende de …

Inicio / Reflexiones / Recuerda que en todo desierto, Dios tiene un oasis de gracia

Recuerda que en todo desierto, Dios tiene un oasis de gracia

Isaías 48:17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.

El lugar más hostil sobre la tierra es el desierto, la sequía, el calor abrasador durante el dia y el frio perturbador al anochecer Pasar días allí sería un terrible castigo; y aunque nadie elegiría estar en un desierto, muchas personas no lo pueden evitar.

(Isaías 48:21) No tuvieron sed cuando los llevó por los desiertos; les hizo brotar agua de la piedra; abrió la peña, y corrieron las aguas.

Actualmente quizás no vivamos en un desierto físico; pero solemos pasar por situaciones extremas que se asemejan a vivir en un lugar desértico. Obedecer a Dios incluso nos lleva a experimentar este tipo de situaciones; pero otras se deben a nuestras decisiones o acciones. Pero el propósito de atravesar un desierto, físico o espiritual, es que podamos recordar nuestra dependencia de la provisión de Dios; esta lección debemos tenerla presente cuando estemos en la abundancia y en la escasez…

Isaías 48:17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.

Vea Tambien

1040

¿Eres Un Pagano Si Celebras La Navidad?

¿Eres un pagano si celebras la Navidad? Bueno, sí y no. La respuesta depende de …