Inicio / Reflexiones / ORACION DE LA NOCHE
113

ORACION DE LA NOCHE

Señor quiero agradecerte por el día que me das, es maravilloso despertar con el brillo de tu gloria y los nutrientes de vida que estarán llenando mi ser, preparo mi corazón para tomar lo necesario para llegar sin ningún temor hasta la noche, en tu compañía soportaré mis sufrimientos, gozaré de mis victorias, no será un día perdido, lo viviré en tu amor y nada me faltará, gracias porque estará sobre mí el buen cuidado de tu espíritu, el cual le dará nuevas fuerzas a mi cuerpo, para soportar todos los ataques contrarios que sin misericordia son lanzados sobre mí, para destruirme. Te agradezco con todo mi corazón porque me permites ver los problemas como una oportunidad y un puente para impulsarme a vivir una nueva mañana cargada de tu gloria, te bendigo Padre porque al apagar la luz de mi cuarto los gigantes de la noche quedarán sujetos debajo de tus pies, y vendrá sobre mí tu descanso reparador.

La mañana viene, y después la noche; con todo mi corazón le pediré al Santo de Israel que, cuide de mi, mientras duermo, no sea que un espíritu quiera atormentar mis horas de descanso, sujeta el insomnio para que no se haga aliado de las turbaciones temporales de mi alma y juntos logren desestabilizar ese grato momento que tu le diste a mi cuerpo para descasar, se mi vigilante y desata las promesas que dicen, “He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel. El Señor es tu guardador el Señor es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche.”

En la cuarta vigilia de la noche no temeré el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, porque ciertamente en paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado. Dame una noche tranquila sin espanto ni tormentas, y por tu gracia, restaura mis fuerzas, disminuye mis dolores, la preocupación agobiante de llegar a un nuevo día y consérvame en paz y buena salud, haz, por amor a tu siervo, que en los primeros rayos del sol yo esté listo para cumplir tu voluntad y aceptar los tratos de formación que tu has destinado para mi, ya que estoy seguro que tendré una noche excelente y un nuevo día de gloria sin que nada me haga falta.

Vuelve a su silencio la tierra y reina la serenidad, te invito rey de mi alma que si soy agradable delante de tus ojos me hables de alguna manera, cuando mis ojos se cierren, cuando el sueño caiga sobre mí, cuando adormezca sobre el lecho, hazme entender, por sueños, en visiones, y revélame al oído, dame tu consejo, para apartarme de mis malas obras, quita de mi la soberbia y así detener mi alma del sepulcro, y que mi vida perezca a espada.

Vea Tambien

1040

¿Eres Un Pagano Si Celebras La Navidad?

¿Eres un pagano si celebras la Navidad? Bueno, sí y no. La respuesta depende de …

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *