17 enero 2018
Inicio / Reflexiones / ¡Nunca hay que perder la esperanza!

¡Nunca hay que perder la esperanza!

Karen y Brian Wollman estaban esperando a su tercer hijo cuando un ultrasonido no solo les mostró que su bebé tenía Síndrome de Down, si no que también tenía hidropesía, un trastorno que causa que el cuerpo del bebé se llene de fluidos. Los doctores les dijeron que lo más probable era que el bebé naciera muerto, por lo que los afligidos padres se prepararon para lo peor.

Pero entonces, ocurrió un milagro!!! Los doctores no encuentran una explicación médica para este caso y solo dicen que fue un verdadero milagro. Ahora Renner ya tiene dos años y está en perfecto estado de salud.

Vea Tambien

Islámicos incendian IGLESIA, pero la Biblia del altar permanece intacta

Romanos 12:4-5: Pues así como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los …

Loading Facebook Comments ...