17 diciembre 2017
Inicio / Reflexiones / Esta es la verdadera PRUEBA DE AMOR, Logro pararse por primera vez luego de un accidente

Esta es la verdadera PRUEBA DE AMOR, Logro pararse por primera vez luego de un accidente

Un video recientemente publicado por la instructora de pilates de Carolina del Norte, Laura Browning Grant, de 32 años, recibió más de tres millones de visitas en una semana; pero no tenía nada que ver con su trabajo. En las imágenes se podía ver a su esposo, Jonathan Grant de 35 años, dándole un beso por primera vez en meses.

“No habíamos sido capaces de pararnos y sostenernos desde antes del accidente, pero tan pronto lo levantamos, empezó a besar mi cuello,” explicó el incidente que capturaron en video.

“Me dio escalofríos, que él me besara de nuevo, no saben lo mucho que significa después de casi haberlo perdido para siempre”.

Casi un mes antes de su quinto aniversario de bodas, Laura recibió una llamada que le traería muchas pesadillas. Se trataba de una enfermera de la sala de emergencias de un hospital que la llamaba para decirle que Jon, oficial de la marina estadounidense que servía como médico instructor de combate, había estado involucrado en un accidente automovilístico y se encontraba inconsciente.

Había sufrido una hemorragia cerebral y daño axonal difuso (DAD), una herida cerebral que lo dejó en coma, también tenía cortes leves y moretones en la cara, brazos y piernas, además de heridas internas relacionadas con el daño cerebral.

El accidente lo dejó en coma con pocas probabilidades de supervivencia y con menos posibilidades aún de una recuperación completa. “Estaba en shock, sólo pensaba que se iba a despertar mañana y que estaría bien y caminaría de nuevo”, explicó Laura. A principios de abril, Jon estaba en condición estable pero técnicamente seguía en coma. Fue dado de alta del hospital a un programa de 90 días diseñado para ayudar a pacientes a recuperar la consciencia. Laura dejó su hogar y su estudio de Pilates en Carolina del Norte y se mudó a un hotel cerca del centro de rehabilitación de Jon en Richmond, Virginia.

No fue sino hasta dos meses después del accidente que Jon fue declarado “despierto” o, más precisamente, “consciente”.

Laura pasa cerca de nueve horas diarias en el centro de rehabilitación, a pesar de que las heridas provocan que su esposo a veces actúe con furia y frustración. “Emocionalmente, es muy difícil preguntarme si todavía me ama”, explica ella.

Sin embargo, lo que más afecta a Laura es que Jon todavía no hable. “A veces asiente con la cabeza y mueve su boca pero nada consistente”, describe ella. “No tengo un esposo con quien hablar. Algunas veces, cuando dejo el hospital, pienso ‘extraño a mi esposo’”. La tarde que el video fue filmado, Laura obtuvo una muestra del antiguo Jon. Ella estaba presente durante la sesión de terapia física cuando sus terapistas la invitaron a ayudarlos a levantar a Jon de su silla de ruedas.

Laura se sorprendió por la popularidad de la publicación: “Muchas personas [en situaciones similares] comentaron que les ha brindado mucha esperanza”, describe ella.

Todavía están en medio del papeleo, pero Laura comentó que el proceso de descargo de Jon de la milicia empezó. Mientras tanto, esta fiel esposa ha dejado de dar sus clases de Pilates y se ha dedicado a Jon. Su cuñada estableció una página para recaudar fondos para que cubra futuros gastos que sobrepasen los beneficios dados a los veteranos de guerra una vez que los cheques de Jon dejen de llegar.

El próximo paso de la pareja será mudarse a un centro de rehabilitación a largo plazo más cercano a su hogar, una vez que la compañía se seguros de Jon lo apruebe. Hasta entonces, Laura se toma las cosas con calma y está agradecida por todo el apoyo y las fuerzas brindadas por parte de su familia y la comunidad de pilates.

“La parte más difícil es cuando la realidad me golpea”, dice Laura. “Extraño al hombre con el que me casé y nuestra vida juntos, pero me doy cuenta de que la vida que nos espera es muy hermosa también”.

FUENTE: perfecto.guru
Laura Browning Grant

Vea Tambien

¿Cómo reencontrarte con Dios y poner tu confianza en él?

La palabra de Dios es la única fuente de confianza basada en sus promesas para …